Revise el cronograma de su curso para determinar las prioridades:

Identifique sus prioridades durante la interrupción, brindando conferencias, estructurando nuevas oportunidades para la discusión o el trabajo en grupo, recolectando tareas, etc. ¿Qué actividades se reprograman mejor y qué se puede o debe hacer en línea? Dese flexibilidad en ese horario, en caso de que la situación tarde más en resolverse de lo inicialmente planeado.