Prepárese con Anticipación (si puede):

Considere abordar las emergencias y las expectativas por adelantado en tu plan de estudios, para que los estudiantes sepan qué sucederá si se cancelan las clases, incluidos los procedimientos que implementará. Considere hacer esto cada semestre, para estar preparado en caso de una emergencia.